Noticias de The Rasmus 

 
Unirse al clubLogin


Noticias de The Rasmus
Club Fan site The Rasmus: Videos,Noticias,Fotos, tests ...

THE RASMUS tocó en Argentina


Fecha de la Noticia: 2009-04-30


The Rasmus sale al escenario y lo primero que salta la vista es una decisión acertada: Lauri Ylönen, el cantante de peinado indescriptible, abandonó el rubio furioso que cultivó en el último tiempo y volvió a su negro original. Es que a Lauri -como a Pampita-, el amarillo realmente no lo favorece.

El negro fue siempre el color predilecto de estos cuatro finlandeses (sus ropas así lo demuestran), que se animan a bautizar su sonido como "death pop" y saltaron a la fama con un tema titulado "In the Shadows" (En las sombras). Todo bien oscuro. Sin embargo, el estigma dark parece haber sido superado con éxito, al menos por el público, que es variado y heterogéneo. Hay mayoría de chicas enamoradas que le tiran regalos a su ídolo (vuelan corpiños, al mejor estilo Sandro), y hay también admiradoras cincuentonas u hombres de traje que llegaron directo del trabajo.

El show empieza con "Living in a World without You" y sigue con "Night After Night", que se engancha con "In My Life". En el comienzo la banda casi no habla, porque prefiere dedicarse a crear el clima que atravesará todo el show. El hielo lo rompe Eero Heinonen, el bajista, recién al quinto tema. "Ustedes son unos fans geniales", dice. "Venimos a Argentina y no paran de gritar". Lo que sigue es "Ten Black Roses", la canción que le da nombre al disco más reciente, el octavo en casi quince años de carrera ("los cumplimos en octubre, dice Ylönen").



Entre los riffs pesados del guitarrista Pauli Rantasalmi (Ħque cumple años durante el show!) y los gritos de Lauri, que va y viene por el escenario, salta, se sube a las tarimas y hace todo tipo de monerías, también hay espacio para los momentos íntimos. "¿Quieren cantar conmigo?" pregunta la estrellita dark. Es una pregunta retórica, por supuesto, y el Luna Park acompaña a su líder a capella durante varios pasajes del recital.

Acá llega el momento inesperado de la noche, puro factor sorpresa. "Siempre queremos darle un toque local al show", dice Eero, y Lauri remata: "así que vamos a invitar a unas chicas que conocimos ayer para que bailen". Las chicas son dos odaliscas sonrientes y ligeras de ropa que de repente se ven obligadas a moverse al compás de "Used to Feel Before", definitivamente no el tipo de ritmo que están acostumbradas a seguir. Hacen lo que pueden.

Cuando su ritual de seducción se acerca demasiado al cantante, el público femenino estalla de bronca. Nadie entiende muy bien cuál fue el "toque local" ni quién pensó que las odaliscas podían bailar eso, pero sin dudas fue divertido. Y siguiendo esa línea bizarra, The Rasmus da un paso más allá y se pone a tocar su conocida versión del tema de Los Cazafantasmas. Esto ya parece Talento Argentino.

Con la cuota de rarezas saldada, la banda vuelve a circular por su carril habitual. Es hora de bajar los decibeles antes del final. La balada "Live Forever" es seguida teléfono celular en mano (bueno, hay unos doce románticos que todavía prefieren el tradicional encendedor), para después explotar en "In the Shadows", el hit que les dio fama y fortuna hace algunos años. El cierre llega con "Guilty", otra de ese disco consagratorio, y a pesar de que los músicos se despiden durante un rato largo, todavía hay tiempo para bises.

Ahí vuelven las sorpresas. Una admiradora del público es invitada espontáneamente por Lauri para cantar Ħen finlandés! , y es la revelación de la noche. Los nervios no la traicionan y se canta todo, de punta a punta, en tiempo y forma. El resto de las fans, que la miran con envidia desde abajo, se debaten entre el amor y el odio, pero al final no les queda otra que aplaudirla. Después alguien empieza a gritar "Sail Away" y el resto del Luna la sigue. The Rasmus se hace cargo y cierra su show siguiendo la demanda popular. "ĦEste fue el mejor show del año!" grita Lauri, y todos los presentes le creen cada una de sus palabras.



Volver