Noticias de Beto Cuevas y su Ex Grupo la Ley 

 
BiografíaDiscografíaUnirse al clubLogin


Noticias de Beto Cuevas y su Ex Grupo la Ley
Club Fan site Beto Cuevas y su Ex Grupo la Ley: Videos,Noticias,Fotos, tests ...

ENTREVISTA CON BETO CUEVAS


Fecha de la Noticia: 2005-07-17


"No somos ningunos hippies hediondos"

El grupo chileno La Ley pasó por la Argentina para presentar el disco Libertad. Aquí, su líder se defiende de los que los critican por comerciales.

--------------------------------------------------------------------------------
Gaspar Zimerman
Cuando Beto Cuevas se convirtió en la voz de La Ley, era un turista en el territorio de la música y el de su propio país: había pasado los últimos once años en Canadá, donde estudiaba diseño, hasta que en 1988 decidió tomarse un año sabático para conocer ese Chile del que sólo guardaba recuerdos infantiles. A los seis meses de aterrizado en Santiago, era el cantante del grupo. "Ahí empezó mi aprendizaje como músico", cuenta ahora que ya aprendió mucho, por lo menos sobre cómo funciona el negocio. Por eso, se toma con normalidad la maratón que implica la gira mediática para promocionar el séptimo disco de la banda, Libertad.

"Cualquiera que se sienta consolidado y deje de hacer lo que se hace normalmente para que su disco salga adelante, empieza a desaparecer de a poco, como un fantasma. Radiohead es la única banda que puede no hacer promoción y vender millones", explica detrás de un bife que, a las cinco de la tarde, será su almuerzo, y delante de una fila de periodistas y cámaras que lo esperan. Es que hay que sacarles el jugo a sus 72 horas en Buenos Aires, así como unos días antes exprimieron su paso por Colombia y México. Esa paciencia para someterse a los micrófonos es sólo un pequeño esfuerzo más para que La Ley siga conquistando mercados: en 1995 el entonces quinteto se mudó a México para profundizar su presencia en Latinoamérica y llegar a Estados Unidos. Después de mucho tiempo, el año pasado logró el trío integrado por Cuevas, Mauricio Clavería y Pedro Frugone logró pisar fuerte en la Argentina con un Luna Park lleno que repetirán en noviembre. Ahora instalados en Los Angeles, quieren consolidarse en Estados Unidos ""el miércoles empiezan una gira por 23 ciudades"" y España y llegar a lugares como Brasil, Rusia y Asia. Para eso, al cambio de residencia le sumará el idioma: La Ley cantará también en inglés.

"No vamos a hacerlo para pegar ""se ataja Cuevas"", sino que es natural porque lo hicimos desde el principio de la banda, sólo que no lo desarrollamos tanto. El inglés puede ser un vehículo más rápido que el español para llegar a otras culturas".

Esto se suma a que admitiste que cierto público mexicano y estadounidense los sigue por su look. ¿Cuánto hay de marketing en La Ley?

Cada vez menos. Lo que pasó es que como aparecimos con una estética, la misma gente de los sellos y los managers lo usaban en sus campañas de marketing. Pero nunca hubo una directiva que siguiéramos para llevar nuestra propuesta adelante. Que digan no, es que el marketing y la estética es pura paja. Somos hijos de los 80 y nos gusta la ropa, no tenemos por qué sentirnos culpables por eso ni ser unos sucios que no se bañan nunca para ser tomados en serio. Nosotros nos bañamos, no somos ningunos hippies hediondos y queremos hacer música igual, y nos sentimos subestimados o mal juzgados por eso.

¿Esas críticas vienen de Chile?

Con Chile tenemos una relación de amor y odio. Es que allí no es como en Argentina o Colombia, que triunfa un artista en el extranjero y se siente mucho orgullo. Es parte de la idiosincrasia de Chile: cuando alguien está surgiendo, se dice ayudémoslo, pero cuando se hace famoso, por más que siga siendo un tipo sencillo la percepción de la gente es qué se cree, se puso unos lentes oscuros y piensa que es artista y empiezan a tirarlo para abajo. Sin embargo, la percepción ha cambiado mucho desde que ganamos un Grammy (NdeR: al mejor álbum de rock alternativo latino en el 2001).

¿Cómo fue ese cambio?

La gente se engrupe con eso. Después del premio, yo iba a Chile y cuando caminaba por la calle, los punks y los heavies que en el pasado me escupían se acercaban, me daban la mano y decían loco, yo no escucho el tipo de música que tú haces pero te respeto. A Neruda también le pasó: nunca fue bien criticado hasta que ganó el Nobel.

Quizás, con ese afán de llegar a todo el planeta, los acusan de olvidarse de sus raíces.

Nosotros siempre tuvimos un estilo muy internacional; nunca hemos hecho cueca, eso lo hicieron Los Tres. En mi casa de Los Angeles se habla español, y mis hijos tienen prohibido hablar inglés. Por eso, cuando dicen que hemos perdido las raíces, soy irónico y digo bullshit.

Volver